Entradas

Una Solución sin Problema

Imagen
    Comparado con el explosivo desarrollo que tuvo a continuación, los hechos que llevaron a re-examinar científicamente la cronología histórica pueden parecer mucho menos relevantes que la propia revisión en sí, o carentes de más interés que el puramente anecdótico.     Sin embargo, las incómodas conclusiones que surgieron de este ejercicio, así como las inasumibles consecuencias de las razones descubiertas para la existencia tanto de grandes errores como de colosales fraudes en el relato histórico , pronto produjeron, ya en la década de los 80 y 90 la conformación de una estrategia unificada de 'contraataque' por parte de los detractores, basada en partes iguales tanto en la ridiculización de los hallazgos aportados por el examen a la historia, como en la atribución de unas motivaciones perversas y megalomaníacas a las personas que las habían obtenido.      Es por ello muy fácil encontrar elucubraciones enfermizas sobre el origen de lo que ya se denominaba "Nueva Crono

Los Sacerdotes de la Memoria

Imagen
    Indudablemente, uno de los mayores logros de la Historia Scaligeriana, la versión oficial de la Historia en la mayor parte del mundo, es el éxito obtenido en la tarea de inculcar la idea de una Historia Universal extremadamente amplia y de orígenes vertiginosamente antiguos.     Pero más sorprendente aún, por la cantidad y accesibilidad de las pruebas, todas ellas aun recientes y todavía templadas, es el éxito obtenido en la tarea paralela de inculcar en el sentido común que tal versión de la Historia es a su vez comparablemente antigua, irremediablemente solidificada tras el paso de siglos y siglos.     Esta versión de la Historia es oficialmente producida por el religioso Joseph Justus Scaliger en 1583, es decir, como inmediata segunda etapa en la falsificación de la Historia tras la correspondiente e inevitable falsificación del calendario efectuada justamente el año anterior, mediante la llamada Reforma del Calendario Gregoriano .        Aprovechando los más de cuatro siglos q

Tras los Límites de la Wikirealidad

Imagen
         Con el fin de entender qué es la Nueva Cronología y tras dar valientemente el primer paso en la tarea de comenzar por el principio, podemos encontrarnos con el dilema de decidir dónde se encuentra este punto de partida. Y es que este punto de partida, aunque es fácilmente accesible, no es para nada evidente.           Aunque pueda resultar sorprendente, l a Nueva Cronología es un desarrollo tan extenso que es necesario dividir por etapas para explicarlo, situando la primera de ellas en el contexto del S.XVI. Pero solo ahora, desde una visión retrospectiva de estas etapas, podemos ver que está sembrada de 'falsos comienzos' independientes, no falsos en el sentido de erróneos, sino en el sentido de que pronto cada uno de ellos llegó a un estancamiento, una marginación, que convirtió durante siglos estos comienzos en simples anécdotas aisladas, y que irónicamente se convirtieron incluso en calladas advertencias sobre el destino que esperaba a quien osase aventurarse en al

Los Prisioneros del Sol

Imagen
      Si mi propia experiencia al respecto fuera representativa de la circunstancia habitual, para la mayoría de las personas no sería para nada evidente en un primer encuentro con la cuestión, el inquebrantable e inflexible acoplamiento que necesariamente ha de existir entre Historia y Astronomía.     Historia y Astronomía en mayúsculas, porque m ientras que es fácilmente comprensible y hoy en día obvio, que podemos datar algunos acontecimientos históricos en base a algunas observaciones astronómicas relatados en ellos, sobre todo cuando el mencionado acontecimiento astronómico forma parte de un sistema casi perfectamente formalizado, como puede ser el sistema Sol-Tierra-Luna, y en el que podríamos datarlo con precisión inferior al segundo, es necesario agudizar aun más el oído para percibir el continuo y casi perfectamente silencioso diálogo que eternamente mantendrán Astronomía e Historia para comprobar hasta qué punto la primera puede liberar a la segunda de todas las mentiras que